octubre 5, 2019

Conceptos básicos del sistema de encendido convencional

Hoy explicaremos sobre el sistema de encendido convencional en el automóvil. El circuito de encendido utilizado en los motores de gasolina es el encargado de hacer saltar una chispa eléctrica en el interior de los cilindros con el fin de provocar la combustión de la mezcla aire-gasolina en el momento oportuno.

Para encender la mezcla es necesaria una energía que produzca la chispa eléctrica. Si la energía de encendido disponible es insuficiente, no se producirá el encendido.

Por este motivo, es necesario que haya una energía de encendido suficiente para que la mezcla aire-combustible pueda inflamarse incluso cuando las condiciones exteriores no son favorables.

Bastará que una pequeña porción de esta mezcla roce la chispa para que comience la combustión del combustible.

Bateria

La batería  es el elemento encargado de suministrar la energía necesaria para que funcione el sistema de encendido.

Interruptor de arranque en el sistema de encendido

El interruptor de arranque es el elemento situado en el circuito primario del sistema de encendido y se acciona con la llave de contacto.

Bobina de encendido o transformador de tensión

La bobina de encendido es el elemento encargado de transformar la baja tensión de la batería (12 V) en la alta tensión. Necesaria para producir la chispa entre los electrodos de la bujía (12.000 a 20.000 V).

Sistema de encendido convencional

La bobina de encendido está compuesta principalmente por un núcleo de hierro laminado dulce (12) aislado por la tapa y un cuerpo aislante insertado adicionalmente en el fondo, sobre el que van acoplados dos arrollamientos.

El arrollamiento primario está situado por encima del arrollamiento secundario (el primario aporta más calor y de esta manera se evacua más fácilmente) y está compuesto por pocas espiras de hilo grueso (de 200 a 300 de 0,5 a 0,8 mm de diámetro).

El arrollamiento secundario está compuesto por muchas espiras de hilo fino (20.000 a 30.000 de 0,06 a 0,08 mm de diámetro) y conectado eléctricamente mediante el núcleo con el borne central de la bobina.

El arrollamientos primario y secundario de la bobina

La relación de espiras entre los arrollamientos primario y secundario oscila entre 1:70 y 1:150. Por tanto, la bobina recorrida por la corriente de batería se denomina bobina primaria. La bobina secundaria a aquella en la que se genera la corriente de alta tensión por inducción magnética.

El aislamiento y la fijación mecánica de los arrollamientos se efectúa mediante un relleno con asfalto. Además, hay bobinas de encendido que están rellenas de aceite.

Funcionamiento de la bobina La bobina o transformador basa su funcionamiento en el fenómeno de autoinducción e inducción mutua.

Generación de la chispa en el sistema de encendido

Al circular corriente por el primario, se crea un campo magnético en el núcleo. Al interrumpirse la corriente, el campo desaparece bruscamente. Lo que provoca en el primario tensión por autoinducción, y en el secundario, tensión por inducción.

El sistema de encendido convencional

La tensión inducida en el secundario depende de la relación en el número de espiras entre primario y secundario. Así como de la intensidad de corriente que alcance a circular por el primario en el momento de la interrupción.

La autoinducción limita el tiempo de carga de una bobina, sobre todo cuando el tiempo disponible para saturarse es limitado. Como es el caso de los transformadores de encendido trabajando a elevado régimen.