Niña de 13 años vendió su VlRGlNlDAD para sacar a su papá de la cárcel

Viral 11643 Visitas

Dicen que un padre daría la vida por sus hijos, sin embargo, también los hijos harían cualquier cosa por sus padres… Este es el caso de Lupita, una niña de tan solo 13 años de edad quien tras ver a su padre en prisión, realizó algo que mientras para algunos resultará asqueroso, para otros es un sacrificio y el acto de amor más puro y grande de todos.

Martín, era un hombre trabajador pero con muy poca suerte. Luego de trabajar por más de 20 años en la misma empresa, el pobre hombre no solo fue despedido sino también acusado de robar unos materiales del almacén en que laboraba. Sin dinero para pagar un abogado y con sus jefes acusándolo, Martín finalmente fue enviado a la cárcel.




Carmen, la esposa de Martín, estaba desesperada. Con su marido en la cárcel, la casa por pagar y la escuela de sus tres hijos, el mundo le parecía venirse encima. Ante tan desastroso escenario, Lupita,decidió ayudar a sus padres, pues sabía que para su madre era casi imposible pagar los 4800 pesos de fianza que las autoridades pedían para que su padre fuera puesto en libertad.

Así que sin que Carmen se diera cuenta, Lupita comenzó a trabajar en miles de cosas; Hacia las tareas de sus amigos, vendía dulces en la escuela, empacaba el mandado de diversas personas por las tardes en un supermercado y empezó a vender poco a pocos sus cosas, sin embargo nada parecía suficiente, pues a ese paso y con lo que ganaba, sabía que tardaría años en reunir el dinero que su padre necesitaba para salir de prisión.




VER EL VÍDEO

Dicen que un padre daría la vida por sus hijos, sin embargo, también los hijos harían cualquier cosa por sus padres… Este es el caso de Lupita, una niña de tan solo 13 años de edad quien tras ver a su padre en prisión, realizó algo que mientras para algunos resultará asqueroso, para otros es un sacrificio y el acto de amor más puro y grande de todos.

Martín, era un hombre trabajador pero con muy poca suerte. Luego de trabajar por más de 20 años en la misma empresa, el pobre hombre no solo fue despedido sino también acusado de robar unos materiales del almacén en que laboraba. Sin dinero para pagar un abogado y con sus jefes acusándolo, Martín finalmente fue enviado a la cárcel.

Carmen, la esposa de Martín, estaba desesperada. Con su marido en la cárcel, la casa por pagar y la escuela de sus tres hijos, el mundo le parecía venirse encima. Ante tan desastroso escenario, Lupita,decidió ayudar a sus padres, pues sabía que para su madre era casi imposible pagar los 4800 pesos de fianza que las autoridades pedían para que su padre fuera puesto en libertad.

Así que sin que Carmen se diera cuenta, Lupita comenzó a trabajar en miles de cosas; Hacia las tareas de sus amigos, vendía dulces en la escuela, empacaba el mandado de diversas personas por las tardes en un supermercado y empezó a vender poco a pocos sus cosas, sin embargo nada parecía suficiente, pues a ese paso y con lo que ganaba, sabía que tardaría años en reunir el dinero que su padre necesitaba para salir de prisión.

Loading...
Compartir

Comentarios